28 de mayo de 2016

El bosque petrificado


En Arizona hay un extraño lugar llamado El bosque petrificado. Es un parque natural cuyo suelo está cubierto por trozos de madera, sólo que no es madera, sino piedra. Es un bosque de pinos que quedó cubierto por sedimentos hace 200 millones de años. Al ser un ambiente pobre en oxígeno la madera no se pudre, sino que absorbe los minerales del terreno. El resultado de esto a lo largo del tiempo es que se crea una réplica perfecta del árbol, pero hecha en roca.
Y como suele ocurrir en este tipo de lugares, los visitantes se llevan cachitos de piedra como recuerdo.

Hasta aquí todo normal. A partir de ahora es cuando empieza a dar miedito el asunto. Resulta que la mayoría de la gente que se lleva estos souvenirs de roca acaba devolviéndolos al poco tiempo. Y no es un hecho aislado. Desde que llevan la cuenta, el parque ha recibido más de 1.200 cartas, la mayor parte anónimas, a las que acompaña el correspondiente trocito de roca sustraído.

Hay cartas de todo tipo. Desde el niño inocente al que sus padres han regañado por llevarse una roca, hasta adultos que la devuelven porque tienen unos remordimientos insoportables. Pero las cartas más curiosas son las que afirman que devuelven la piedra porque les ha traído mala suerte, o los que piensan que las rocas tienen algún tipo de maldición. Algunos relatan todo tipo de desgracias, accidentes, enfermedades e incluso muertes de familiares.

Los responsables del parque no pueden ubicarlas de nuevo porque esto distorsionaría los estudios paleontológicos que se realizan en la zona. Por ello acumulan las piedras devueltas en un montón a la entrada del parque. Este montón es conocido como La pila de la conciencia.

Esta historia fue descubierta por el fotógrafo Ryan Thompson, que recopiló las mejores cartas y sus piedras en un libro titulado Bad Luck. Hot Rocks.

¿Qué secreto guardan estas rocas? ¿Son casualidades? Que cada cual saque sus propias conclusiones.


es.gizmodo.com

25 de mayo de 2016

Orgullo Friki

El 25 de mayo de 2006, hace justo diez años, los frikis de España desempolvaban sus lanza-redes y alzaban sus sables láser para reivindicar con orgullo su afición a los cómics, los videojuegos, los dibujos animados y las series y películas de fantasía y ciencia ficción.

Era el nacimiento del Día del Orgullo Friki, una fiesta que ha llegado a traspasar fronteras bajo el nombre de Geek Pride Day y que, una década después de su creación, ha cambiado un poco su sentido ya que ahora parece que todo el mundo es friki.

Y es cierto. Todos llevamos un pequeño friki dentro. ¿Quién no se ha enganchado nunca a una serie, a un videojuego o a un libro? Yo sin ir más lejos, hace poco me compré esta funda para el móvil:


Sí, es el Trono de Hierro. Si es que en el fondo todos somos unos frikazos.

Feliz Día del Orgullo Friki

24 de mayo de 2016

Ochocientos cuarenta y seis cubos de Rubik para conquistar a una mujer


El chinito de la foto estaba enamorado y se le ocurrió una forma original de conquistar a la chinita de sus sueños. Ni corto ni perezoso se fue a una tienda de chinos y se gastó 400 euros en 846 cubos de Rubik.

Una vez en casa pasó tres noches sin dormir ordenando los 846 cubos de Rubik, de forma que le saliera un mural de casi 3 metros de alto con la foto de su amada. Anteriormente se había tirado dos meses preparando el proyecto y trazando el diseño.

Y finalmente llegó el día de entregar tan peculiar declaración de amor. Me imagino que quedaría con la chinita y la llevaría a su casa para enseñarle su gran obra.

Mujeres del mundo: ¿Vosotras caeríais rendidas ante un tipo que os regala vuestro careto hecho con 846 cubos de Rubik? Pues eso... el friki se llevó una calabaza más gorda que el culo de Falete.

Aún así, el pagafantas lo lleva bastante bien: "No le estoy dando demasiada importancia. Simplemente quise sorprenderla con algo maravilloso, decirle que me gustaba mucho, pero la cosa no salió bien", dijo resignado.


http://blogs.20minutos.es/becario/2016/05/24/hace-un-retrato-a-la-chica-de-sus-suenos-con-840-cubos-de-rubik-y-es-rechazado

22 de mayo de 2016

Excursión al pueblo

El fin de semana pasado estuve dando una vuelta por el mundo rural. No salí apenas de casa, lo justo para hacer unas fotos sin alejarme demasiado.


El cierzo pegaba bien.

21 de mayo de 2016

Accidentes extraños

Los accidentes ocurren y nos pueden pasar a cualquiera. Pero hay algunos casos que no son normales.

Por ejemplo, que alguien me explique cómo puede llegar un coche al tejado de una casa.



O qué hace semejante camión cruzando la vía por un lugar no habilitado para ello.



A quién se le ocurre poner la única farola del aparcamiento precisamente ahí.



Este es un expediente X.