6 de noviembre de 2008

EL ZORRO ÁRTICO

El zorro ártico es un animal increíblemente resistente que puede sobrevivir en las temperaturas frías del Ártico (-50 °C). Es peludo, con orejas y hocico corto, algo importante para su adaptación al clima frío.

Los zorros del Ártico viven en madrigueras, y en medio de una ventisca pueden cavar un túnel para resguardarse. Son de un hermoso color blanco, en ocasiones con alguna capa azul-grisáceo que actúa como un eficaz camuflaje de invierno. Los tonos naturales permiten que el animal se confunda con la omnipresente tundra de nieve y hielo. Cuando cambia la estación, la piel del zorro adopta un tono marrón o gris, apariencia que le proporciona protección durante el verano entre las rocas y plantas. Estos camuflajes, también ayudan eficazmente al zorro a cazar roedores, aves e incluso peces; pero en invierno las presas escasean sobre el terreno, y entonces los zorros siguen el rastro de los osos polares, para comerse los restos de sus cacerías. También pueden comer verduras si las encuentran. Al igual que a los gatos, el espesor de la cola ayuda al zorro a mantener el equilibrio, y les es especialmente útil para cubrirse en invierno y de esta forma calentarse. Las hembras dan a luz cada primavera a una gran camada de hasta 14 cachorros. (Fuente: National Geographic; Traducción: Kassiopea)

2 comentarios :

  1. !Que preciosidad de animalito!no me extraña nada que sea tan cotizado su pelaje.Menos mal que está perseguida la caza furtiva.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta entrada del zorro. Me fascina el mundo animal,todo lo que hacen tiene su sentido,al contrario que la mayoria del humano...

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.