21 de agosto de 2009

MANERAS DE MORIR

Llegaron dos mujeres al Cielo y una preguntó a la otra: -¿Tú cómo moriste? -Congelada. -¡Ay, qué horror! ¡Debe haber sido horrible! ¿Cómo es morir congelada? -Al comienzo es muy feo: primero te dan escalofríos, después dolores en los dedos de las manos y los pies, más tarde todo el cuerpo congelándose poco a poco... Pero luego vino un sueño muy pesado y perdí la conciencia. Y tú, ¿cómo moriste? -¿Yo? De un ataque al corazón. Llevaba algún tiempo pensando que mi marido me engañaba con otra. Un día llegué a casa más temprano que de costumbre, corrí hasta el dormitorio y él estaba en la cama, viendo la televisión. Desconfiada, corrí hasta el sótano para ver si encontraba alguna mujer escondida, pero no encontré a nadie. Corrí hasta el segundo piso, pero tampoco vi a nadie. Me dirigía al desván cuando, al subir las escaleras, tuve un ataque cardíaco y caí muerta. -¡Oh, qué mala suerte! Si hubieras mirado en el congelador las dos estaríamos vivas...

5 comentarios :

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.