28 de diciembre de 2009

Hora del desayuno

Hacía días que no compartía con vosotros un suculento desayuno. Cuando son las 10:33 h. de la mañana, os presento este manjar que nos llega directamente de China: huevos podridos. En esta ocasión hasta os traigo la receta para que lo podáis hacer en casa. Ingredientes: Huevos, agua, cal, sal y hojas de té. Preparación: Se sumergen los huevos en agua con cal, sal y hojas de té, dejándolos en remojo durante 50 días (si es al sol, mejor). ¡Buen provecho!

5 comentarios :

  1. Por fuera son bonitos, conste. Me quedo con el típico sandwich de toda la vida, por si acaso.

    ResponderEliminar
  2. Qué tiene de bonito un huevo podrido ???

    ResponderEliminar
  3. Yo es que por ahora me he abonao a los langostinos y no me cambio

    ResponderEliminar
  4. Creo que voy a cambiar la cena de noche vieja... los iba a hacer rellenoa, pero ahora los haré podriditos, hummmmmmm

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.