20 de enero de 2010

Extraño accidente

Cuentan que ocurrió en Alemania. Un hombre conducía a 240 km/h cuando un ciervo se cruzó en su camino y lo atropelló. Lo extraño es que luego no había ni rastro del bicho. ¿Dónde estaba el ciervo? Acabó incrustado dentro del motor.

3 comentarios :

  1. Joder, ahora el coche tendrá 170 caballos y un ciervo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. waa mierda ese animal quedo todo revuelto incrustado en ese motor
    joder esta todo molido revuelto echo todo una mierda wmmmmmmmmmwaaaaaaaaaqueeeeeeeeeeeeeerrriiiicooooo

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.