10 de enero de 2010

Reciben el cerebro de su madre en una bolsa

Una mujer de iniciales M.F.R., residente en Nuevo México (EE.UU.) murió en un accidente de tráfico en Utah (EE.UU.). Como su domicilio estaba lejos del lugar donde se procedió al levantamiento del cadáver y demás tratamientos (entre ellos, el envío de los efectos personales de la difunta) hubo dos funerarias implicadas: la de Nuevo México y la de Utah. Así que ambas se echan las culpas de que la familia de M.F.R. recibiera el cerebro de la mujer dentro de una bolsa que estaba a su vez, dentro de la caja de efectos personales de la difunta. Sí, en algún momento, alguna de las dos funerarias le sacó el cerebro a la mujer para tratar el cuerpo (dicen que se trata de un “procedimiento normal” en casos de accidente con traumatismo craneal), lo metieron en una bolsita precintada y lo metieron en la caja que no era. Imagináos la sorpresa y la indignación de la familia cuando vieron entre la ropa, el bolso y demás objetos una bolsa llena de sesos en descomposición. Claro está, la familia emprenderá acciones legales. (Visto en NPC)

2 comentarios :

  1. Al que metió la bolsita en la caja es pa darle de hostias y no parar.

    ResponderEliminar
  2. Un trasplante de cerebro si le hacía falta a alguno.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.