24 de enero de 2010

Sin perder la esperanza

El niño de la foto se llama Kiki, y permaneció atrapado bajo los escombros durante 8 días. Salió deshidratado y seguramente desnutrido pero en ningún momento perdió la esperanza, ni la sonrisa.

3 comentarios :

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.