24 de febrero de 2010

Destituyen a un cura por gastar 17.000 euros en líneas eróticas

Leía ayer la noticia de que la Iglesia Católica ha destituido a un cura por gastar 17.000 euros en líneas eróticas y webs porno, pertenecientes a diversas cofradías y hermandades de las poblaciones toledanas de Noez y Totanés. Ya se habían detectado irregularidades en las cuentas y en los dos pueblos los vecinos llevaban unas semanas rumoreando sobre la afición del sacerdote a la pornografía, por lo que éste al final confesó la fechoría el domingo 7 de febrero, en misa de 12. Me parece muy bien que haya sido inhabilitado para ejercer de cura porque ha hecho algo que no debía, el problema es el motivo por el que ha sido cesado. Porque no ha sido cesado por mirar páginas guarras en internet, sino por gastarse 17.000 euros. A los curas pedófilos, que se cuentan por miles, no los echan, al contrario los ocultan y protegen. Ahora bien, al que ose tocarles un céntimo, ese que se vaya preparando. Al menos éste, mientras llamaba a teléfonos eróticos no estaba violando a ningún menor.

1 comentario :

  1. Tendrian que castrarlos a todos, vaya pandilla de cabrones

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.