12 de marzo de 2010

Adiós a un grande de las letras

El escritor y académico Miguel Delibes Setién (Valladolid, 1920) ha fallecido esta mañana, a las siete, a los 89 años, en su casa de Valladolid, rodeado de sus seres queridos, han comunicado fuentes familiares. La salud del Premio Cervantes y uno de los grandes maestros de la narrativa del siglo XX, a la vez que sabio conocedor del hombre, el lenguaje y el paisaje castellanos, se había agravado desde ayer. Su estado había empeorado drásticamente y se encontraba inconsciente, motivo por el cual sus hijos cancelaron todas sus actividades para estar cerca de su padre. Es posible que la capilla ardiente de Miguel Delibes se instale en la Casa Consistorial de la ciudad natal del académico, en la que ha desarrollado su vida profesional e intelectual, como catedrático de Derecho Mercantil, periodista y director de El Norte de Castilla y novelista. Delibes ha recibido los premios más importantes de las letras hispanas y ha sido uno de los autores españoles más adaptados al cine y al teatro, así como uno de los primeros en alertar de las graves consecuencias de la agresión humana a la naturaleza. Los textos literarios del, en los últimos años, eterno candidato al Nobel, son un retrato fiel y crítico de las tierras y hombres de su Castilla natal, además de un alegato en favor de la naturaleza y de la armonía entre el hombre y el medio natural. De la pluma de Delibes han salido obras maestras como Cinco horas con Mario, Las Ratas, Los Santos Inocentes o El Hereje, entre otras. D.E.P.

8 comentarios :

  1. Adiós, entonces a Delibes...

    Bezos.

    ResponderEliminar
  2. Pues si un gran escritor con grandes libros nos deja...D.E.P....besos

    ResponderEliminar
  3. Una vida larga y fructífera... ¿Qué más se puede pedir? Quedará su obra para la posteridad.

    ResponderEliminar
  4. La verdad una pena terrible cuando se marchan estos hombres ilustres que se han ganado merecidamente una página de la historia. Mis condolencias más sentidas en esta hora de duelo.

    ResponderEliminar
  5. Leí varios libros suyos, entre otros "El hereje", que ahora volveré a leer otra vez.

    ResponderEliminar
  6. Verdaderamente una pena, pero me da más pena que nunca le hayan otorgado un nobel que sin duda se merecía

    ResponderEliminar
  7. Una pena, por ser el escritor que era y sobre todo por ser una bellísima persona.

    ResponderEliminar
  8. Largas horas de deleite leyendo a este hombre sencillo.
    Paisano, se te echará de menos. DEP.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.