15 de marzo de 2010

Anton Maiden, el niño que quería ser Bruce Dickinson

Anton Gustafsson, más conocido en la red como Anton Maiden, era un chico sueco fan de la mítica banda de heavy metal Iron Maiden. A raíz de su afición por la banda, empezó a grabarse con el micrófono de su ordenador mientras cantaba sobre MIDIs de canciones de Iron Maiden. El fuerte de Anton nunca fue precisamente cantar, y las canciones que iba grabando, y que empezó a subir a Internet, provocaban más risas que aplausos. A pesar de ello, todos le decían que lo hacía realmente bien, y que siguiese grabando, que realmente les gustaba su voz... El fenómeno fue creciendo y creciendo, mientras Anton, inocentemente, creía todo aquello que le decían sobre sus grabaciones, hasta el punto de que una televisión del país llegó a hacerle una entrevista y un reportaje. Pero toda mentira se acaba descubriendo, y no fue hasta 2003 que Anton fue dándose cuenta de que la gente realmente se reía de él -e incluso un gran número de fans de la banda le insultaban de forma feroz-. Finalmente, víctima de su propio sueño, Anton se suicidó ese mismo año. Aquí os dejo la desafortunada versión que hizo Anton del temazo de los Maiden Run to the Hills.
Yo creo que por muy friki que fuera el chaval, que sin duda lo era, es una pena que la crueldad de la gente lo llevase al suicidio. Quizá con un poco de ayuda psicológica a tiempo, el fatal desenlace se podría haber evitado.
Información extraída de Zurcheva

7 comentarios :

  1. La version es realmente terrorifica pero mas terrorifica me pareció la crueldad de la gente...Hale todos acusados de homicidio involuntario...Un beso guapa...

    ResponderEliminar
  2. Aquí con la telebasura de telecirco habria triunfado

    ResponderEliminar
  3. Que cruel que puede llegar a ser la gente, es una pena pobre chaval.

    ResponderEliminar
  4. Por desgracia vivimos en una sociedad que no respeta a nadie,el ser humano siempre se ha caracterizado por querer ridiculizar a su prójimo y reírse de sus desgracias, como si eso le hiciese mejor a el, cuando realmente demuestra la bajeza de su persona.

    ResponderEliminar
  5. Burlarse de otro es tan fácil como rartrero, sobre todo si la diana la ponen sobre alguien más débil...

    ResponderEliminar
  6. No conocía el caso, y me ha dado un escalofrío pensar en lo que ha sufrido este chaval. A diario nos reímos de "frikis" que aparecen en internet, pero creo que el colmo de la crueldad es alentarles haciéndoles pensar que son buenos en lo que hacen, sólo para después reírnos más. Realmente cruel.

    ResponderEliminar
  7. Si que es triste, y lo peor es que todos, todos nos reímos de cantidad de vídeos como este.

    Hay veces que no nos damos cuenta entre la fantasía y la realidad!

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.