28 de marzo de 2010

Cena de amigos: evolución

Un grupo de amigos cuarentones se reunieron para elegir el sitio donde iban a ir a cenar todos juntos. Finalmente se pusieron de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque las camareras eran guapas y llevaban minifaldas y escotes generosos. Diez años después, los mismos amigos, ya cincuentones, se reunieron de nuevo para elegir el restaurante al que ir a cenar. Finalmente se pusieron de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque el menú era muy bueno y tenían una magnífica carta de vinos. Diez años más tarde, los mismos amigos, ya sesentones, se reunieron nuevamente para elegir el restaurante donde ir a cenar. Finalmente se pusieron de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque era un sitio tranquilo, sin ruidos y con un salón para no fumadores. Diez años después, los mismos amigos, ya setentones, se reunieron otra vez para elegir el restaurante donde ir a cenar. Finalmente se pusieron de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, porque el restaurante tenía acceso para sillas de ruedas e incluso había ascensor. Diez años más tarde, los mismos amigos, ya octogenarios, se reunieron de nuevo para elegir el restaurante donde ir a cenar. Finalmente se pusieron de acuerdo en cenar en el restaurante del Café Central, y todos coincidieron en que era una excelente idea porque nunca habían cenado allí.

10 comentarios :

  1. Jajajajajajajajaja, la evolución es buenísima pero ese final me ha dejado muerta de la risa XD

    ResponderEliminar
  2. ea rayos! menuda diversion que tuvieron esos guanajos

    a po vean a Lunhe aki....hey kassio pensaras q te he soltao tia es q ando liado por aki y te considero una oveja ya en el corral asi q debo recolectar las q andan por ahi, je je, espero no ofenderte con la ilustracion, no seras tan peluda eh!

    aun tengo las preguntillas, puede q en el transcurso del domingo t mande un mail, saludos

    eres dia por dia una blogera a la q admiro y respeto, eso lo tienes claro

    ResponderEliminar
  3. Jajajajaja Eliu, no, aún no me parezco a una oveja, pero tú sigue buscando a las descarriadas jajajaja.

    Tú pregunta y si sé la respuesta yo respondo.

    ResponderEliminar
  4. La evolución más probable,jejejeje

    ResponderEliminar
  5. jaj ah, bueno, es muy divertido, aunque lo había leído hace poco en el blog de Didac Valmón, me parece, jaja

    Creo que veinte años más tarde quedaron para tomar unos pinchitos ya en la entrada del cementerio, jaaj

    Bezos.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajajaja, Si es que cuando falla la memoria...

    ResponderEliminar
  7. Pues vaya camareras mas guapas que ya no se acuerden ....

    ResponderEliminar
  8. Por lo que se ve, un restaurante para todas las edades.

    ResponderEliminar
  9. jajaja, lo mejor de todo es que al final todo vuelve a ser nuevo otra vez.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.