4 de marzo de 2010

El gran iceberg desprendido en la Antártida podría alterar las corrientes oceánicas

El desprendimiento de un vasto iceberg en la Antártida podría tener profundas consecuencias en las corrientes oceánicas y los niveles de oxígeno en los océanos del mundo. La masa de hielo se separó cuando el glaciar Mertz fue embestido por otro iceberg llamado B9B. Ambos icebergs se desplazan ahora formando una pared en el espacio abierto de agua no congelada. Esto es crucial, ya que en este espacio el agua es más densa y se hunde en un proceso que mantiene las corrientes oceánicas en movimiento y las alimenta con oxígeno.
Visto en Arquetipos

2 comentarios :

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.