29 de marzo de 2010

Kumari, la diosa viviente nepalí

La elección en Nepal de Kumari, o “diosa viviente”, se realiza en base a un ritual que tiene de siglos de antigüedad. La elección de la “diosa principal” se hace entre un grupo de varias “diosas vivientes” de distintos lugares, que son niñas de entre 4 y 7 años. La ganadora es considerada la “más poderosa” y vivirá en un templo ornamentado del siglo XV, una especie de palacio de lujo, como una verdadera diosa. Existe una leyenda según la cual uno de los reyes de Nepal abusó sexualmente de una niña, causándole una horrenda muerte. Con el fin de honrarla, crearon la tradición de elegir a una diosa viviente, la niña que encarna la pureza y la inocencia. La niña no sólo debe ser hermosa sino también muy valiente. Una de las pruebas consiste en pasar la noche sentada tranquilamente en una habitación oscura. Las concursantes deben tener un bello rostro, la piel lisa sin defectos, cabello negro, ojos oscuros y dientes blancos perfectos. Tendrán la piel muy lisa pero tienen unos bigotazos todas que ni Pancho Villa.

1 comentario :

  1. Bigotazos y unas trenzas en los sobacos que miedito deben dar

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.