25 de marzo de 2010

La hamburguesa eterna

Una mujer, Joann Bruso, compró hace un año la famosa "Cajita feliz" ("Happy meal") de McDonald’s y la colocó en la estantería de su oficina. La hamburguesa así como las patatas han cumplido un año y: ¡siguen exactamente iguales! Nunca han olido mal, no se han descompuesto, no se han enmohecido, según las palabras de Joann Bruso. ¡Esto hay que celebrarlo! "Esta mañana la saqué de la estantería para tomarle una foto de cumpleaños. El primer año siempre es para celebrar. ¡Le di uno de mis mundialmente famosos abrazos ya que hemos sido compañeros de oficina desde hace un año!", cuenta Joann.
Qué les deben echar...

5 comentarios :

  1. Es que la mierda normalmente queda seca y pierde el olorcito jajajajaja

    Pararapapaaaaaaaa !!! I'm lovin'it !!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo lo sé! (levanto la mano)

    Es todo un compuesto de E(225) con E(332). Al 60/40.


    Las patatas van al 65/35



    En serio.

    ResponderEliminar
  3. Eso que dice Jimmy tiene que se la leche. No se porqué la funeraria gasta tanto en embalsamamiento si con poner eso en el cuerpo seguro que saldría más barato

    ResponderEliminar
  4. Tengo que reconocerlo, yo también tengo por ahí en algún lado un bollo de pan del "Padre Eterno" que me aseguraron que no se ponía duro....
    Se puso duro al día siguiente pero ahí sigue, como una piedra.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.