18 de mayo de 2010

La cripta abandonada de Namur

En la ciudad de Namur, Bélgica, existe un viejo cementerio, abierto en 1885, escondido tras unos altos muros de piedra y una imponente puerta de hierro. En un rincón del cementerio, se encuentra una pequeña capilla, que contiene en su subsuelo una húmeda y mohosa galería de tumbas abandonadas desde hace mucho tiempo. A través de una escalera de caracol se accede a esta solitaria cripta, en la que el paso del tiempo no ha destruido su belleza arquitectónica. Las estalactitas de cal, las musgosas paredes y la impresionante atmósfera que crea la luz que se filtra por las claraboyas del techo hacen de este lugar un mundo sobrecogedor y misterioso. Al parecer, algunos fallecidos se trasladaron a otros cementerios pero la mayoría permanecen allí. Los primeros enterramientos se hicieron en ataúdes de madera barata, pero la humedad los descompuso pronto e hizo de la cripta un lugar insalubre. Por ese motivo, el ayuntamiento dictó una ordenanza declarando que, para evitar la corrosión, todos los ataúdes debían ser de zinc.
Visto en Ovejas Eléctricas

7 comentarios :

  1. Qué guapo es ese lugar... tan irreal.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo no iría ahí ni loca. Qué miedo.

    ResponderEliminar
  3. Yo me se de una que, como se enpeñe en llevarnos al parque de atracciones, tendrá una visita a la cripta... jijijiji

    ResponderEliminar
  4. La verdad, es que las fotos son alucinantes.

    ResponderEliminar
  5. ¿Y no han grabado ninguna peli de miedo ahí? Me extrañaría mucho que no lo hubieran hecho.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.