13 de junio de 2010

Niña de tres años fuma y bebe para superar un trauma

Tras haber sufrido un accidente de coche, Ya Wen, una niña de tres años de China se dedica a fumar y a beber cerveza como supuesta terapia para superar el trauma. ¿Y sus padres? Lo peor es que están de acuerdo con el tratamiento de superación.

Estuvo cinco días en coma después de sufrir un trágico accidente de coche. Tras despertar, algo había cambiado en Ya Wen.

Con tan sólo tres años, esta niña de China tiene que fumar y beber alcohol todos los días “para superar sus traumas”, según sus padres que añadieron que “tres vasos de cerveza al día no son un problema para ella. Le encanta beber”.

Además, Ya Wen ya no se siente una niña y pide a su madre que le compre ropa de chicos. “Si no lo hago, se pone a llorar”, señala la mamá de Wen.

El padre de Ya Wen dejó de fumar para dar un buen ejemplo a su hija pero esta está totalmente enganchada.

Esta polémica historia lo ha destapado el periódico ‘Yangcheng Evening Post’ y se ha hecho eco de ella en el ‘NY Daily News’, pocos días después de que saliera a la luz el caso espinoso de Ardi Rizal, un niño de dos años indonesio que fuma 48 cigarrillos al día. Ahora ha reducido su dosis a 15 cigarros.

Visto en Una Ventana al Mundo


6 comentarios :

  1. Yo tengo un trauma infantil, que no he superado, porque las monjitas no me daban tintorro en botijo.

    Y si, hasta los 4 añitos fui a un colegio de monjitas. Y quien no tenga un pasado oscuro, que tire la primera piedra, jajajajajaja.

    ResponderEliminar
  2. Yo no la tiro que fui a las monjitas hasta los 16. Pa mi que mis padres me odiaban o algo...

    ResponderEliminar
  3. Espero que la cerveza sea Mahou.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Hay cada chaval loco ahora!

    Ayrton Vargas

    posdata: Yo tambien tengo trauma! .. tendre excusa?

    ResponderEliminar
  5. Oye, pues no está nada mal este tratamiento para traumas, así mientras la niña está colgada, los papis, a vivir que son dos días, anda que no tienen cara ni ná...

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.