27 de julio de 2010

Pinnacles Desert




El “Pinnacles Desert” se encuentra a unos 250 kilómetros de la ciudad de Perth (Australia) y todavía más cercano al pueblo pesquero de Cervantes, antigua colonia española de la que ya solo mantiene el nombre. Pese a la cercanía a la civilización, este peculiar desierto de monolitos de piedra pasó prácticamente desapercibido hasta finales de 1960, cuando pasó a formar parte del Parque Nacional Nambung.

A lo largo de 26 kilómetros de costa, adentrándonos hacia las vastas dunas de arena del interior, podemos encontrar miles de estos pináculos, formados hace miles de años por el coral de los lechos marinos y erosionados por el paso del tiempo cuando las aguas se retiraron del lugar. Los hay de todo tipo y tamaño, desde los más pequeños que apenas levantan un palmo del suelo hasta los más imponentes, de hasta cuatro metros de altura.

Las mejores horas para visitar el desierto son al amanecer y al atardecer, cuando las alargadas sombras parecen bailar sobre la dorada arena y los pináculos brillan bañados por el anaranjado sol, creando en su conjunto una visión realmente única.


Visto en Tejiendo el mundo


2 comentarios :

  1. ¡Qué paisajes más impresionantes! Aunque distinto, me han recordado el Parque Timanfaya de Lanzarote.

    ResponderEliminar
  2. Pues con solo ver las fotos pensaba que eran termiteros que tienen la misma forma

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.