7 de agosto de 2010

Se cose una herida a sí mismo y le denuncian

Ocurrió en Suecia. Jonas estaba remodelando la cocina de su casa cuando se resbaló de la escalera y fue a caer sobre el afilado radiador, haciéndose unas graves heridas que casi le dejan la pierna hecha rodajas.

El joven de 32 años sacó fuerzas de flaqueza y fue directo al centro de salud más cercano. Pero el ambulatorio estaba cerrado, así que llamó al servicio de salud, cuya operadora le dijo que los hospitales no deberían estar cerrados ese día. Así que Jonas fue hasta el servicio de urgencias más cercano.

Allí se sentó y esperó, esperó, esperó… nadie en absoluto le hacía caso pese a que su herida era bastante seria. Tras una hora de desesperación decidió coger el toro por los cuernos, abrir un armario, sacar aguja e hilo y, en mitad de la sala de espera, coserse la herida él mismo. Con un par…

Sin embargo los empleados del centro no se dejaron impresionar. Lejos de admitir una neglicencia han optado por denunciar al chaval por haber usado material del hospital sin permiso.


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.