24 de agosto de 2010

Se lo monta con un maniquí y lo pillan

Un vecino desconocido alertó a la policía de Malden, Charleston (EE.UU.) de que había una pareja haciendo guarrerías en un parque cerca de una iglesia el domingo pasado a eso del mediodía.

Como aquel domingo era el agente B.S. Middleton el que pringaba, se acercó con su coche patrulla al lugar donde el desconocido vecino dijo ver a la pareja en amorosa pero lasciva actitud.

Middleton escuchó unos extraños ruidos. Se acercó con cautela al lugar de donde provenían y observó lo que parecía una mujer subida al regazo de un hombre. Sin embargo había algo raro… parecía que la mujer no tenía brazos… ni piernas.

El agente, inquieto, alertó a los allí sentados. El hombre, que resultó ser un tal Eddie M. Campbell, se levantó asustado y dejó caer a su amante, que resultó ser el torso de un maniquí.

Al parecer Eddie, de 61 años, se estaba “tocando” sus partes con la mano derecha mientras con la izquierda sujetaba a su amante. Ni qué decir tiene que, nada más ser sorprendido, se levantó los pantalones y echó a correr.

Sin embargo Eddie no pudo ir muy lejos y ha sido llevado al calabozo. Ignoramos qué ha sido de su amiga, aunque es probable que tras el escándalo no vuelva a ser admitida en la boutique en la que trabajaba.

(NPC)


1 comentario :

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.