19 de septiembre de 2010

Caca de perro para iluminar la ciudad

Matthew Mazzotta es un artista de Cambridge, Massachusetts (EE.UU.) que ha tenido una curiosa idea: aprovechar los desperdicios caninos para iluminar los parques de la ciudad.

Así, ha desarrollado el Project Park Spark. Se trata de un contenedor donde se depositan los excrementos de los perros. La caca almacenada produce metano, que luego es quemado por las farolas para dar luz. Vamos, casi como las farolas de gas de antaño.


Matthew está en conversaciones con la ciudad para extender el sistema.


1 comentario :

  1. Como se compre un par de vacas este ilumina todo el mundo

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.