14 de septiembre de 2010

Ritual para convertirse en momia

Los Sokushinbutsu eran sacerdotes budistas que se quitaron la vida de tal manera que se convirtieron en momias, y eran venerados por su espíritu y dedicación. Popular en el norte de Japón, especialmente alrededor de la Prefectura de Yamagato, la práctica de convertirse en Sokushinbutsu se cree que es un ritual tántrico que se originó en China y fue llevada a Japón por el fundador del Budismo Shingon.

Considerada como la prueba definitiva de la abnegación, para convertirse en Sokushinbutsu los monjes budistas debían pasar por varios años de autotortura. Durante la primera etapa del proceso, un sacerdote empezaría una dieta de semillas y frutos secos, mientras participaba en rigurosos ejercicios físicos que lo despojaba de todas las grasas del cuerpo. Esta etapa duraba 1.000 días.


En la segunda parte del proceso, el monje sólo comía la corteza y las raíces de los árboles de pino, y se consumía una “T” venenosa, a partir de la savia del árbol Urushi, esto causaba vómitos frecuentes y pérdida de fluídos corporales. Esta etapa duraba otros 1.000 días.


Por último, el monje se encerraba en una tumba de piedra pequeña que apenas le permitía asumir una posición de loto permanente. La tumba era sellada y un pequeño tubo de aire era la única conexión del monje con el mundo exterior. Le daban una campana, y cada día la hacía sonar para que el pueblo supiese que estaba todavía vivo. Cuando la campana dejaba de sonar el tubo de aire era retirado y la tumba sellada completamente.


Visto en Doggie


2 comentarios :

  1. Con lo facil que es rebanarle el cuello y ponerlo a secar al sol como los bacalaos

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.