23 de noviembre de 2010

Si te quedas calvo...

Por Dios, no te peines así.



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.