7 de mayo de 2011

Adiós a un grande del deporte español

Después de luchar durante casi tres años contra un cáncer, Severiano Ballesteros ha cedido finalmente en su titánica lucha la madrugada del sábado, y ha fallecido en su casa de Pedreña (Cantabria) a los 54 años. Al mediodía del viernes, un comunicado de la familia del exgolfista ya informaba de un «empeoramiento severo» de su estado neurológico, y remitía a la página web del deportista para informaciones sobre cualquier cambio en su gravísimo estado de salud, a la vez que agradecía «todos los apoyos» que tanto Seve como la familia vienen recibiendo.

El estado de salud de Ballesteros empeoró la tarde del jueves, desde cuando permanecía sedado y recibiendo cuidados paliativos. El mundo del golf y del deporte en general quedó impactado con las alarmantes noticias que llegaban de Santander. Finalmente, el tiempo de Seve se ha acabado y, con ello, la vida del deportista que despertó el interés por el golf en España y que restituyó el orgullo de este deporte en Europa, ya que gracias a su aportación se acabó con el dominio de Estados Unidos en la Copa Ryder, la competición que cada dos años mide las fuerzas de los dos continentes.

El Periódico

2 comentarios :

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.