22 de mayo de 2011

Familia entera roba gasolinera a punta de espada

Se suele decir que la familia que roba unida permanece unida. Y eso parece ser así aquí y en Kuala Lumpur (Malasia).

Era la familia de un taxista, no sabemos si corrupto o víctima de la maldita crisis mundial. El caso es que tuvo la feliz idea de atracar una estación de servicio yendo en su taxi y acompañado de su mujer y sus cinco hijos (uno de ellos era una niña de ocho años de edad).

Una vez aparcado en la gasolinera dejó a su mujer e hija pequeña como centinelas mientras él y sus cuatro hijos pasaban a la tienda… ¡armados con espadas!

Ante tal despliegue armamentístico uno se esperaría que hubieran robado cientos o miles de ringgits (moneda del país). Pero no: lo cierto es que a punta de espada padre e hijos se llevaron cigarrillos y chocolate.

El gerente de la gasolinera denunció el caso y la policía procedió al arresto de la familia, no sin antes haber llevado a cabo una persecución de 15 kilómetros en los que el taxista se dedicó a blandir la espada por la ventanilla para asustar a los agentes de la ley.

Finalmente taxista, mujer e hijos fueron capturados. Sin embargo, la familia criminal ha sido puesta en libertad bajo fianza.

http://www.nopuedocreer.com


2 comentarios :

  1. Me pregunto de quien fue la idea?
    Seguro que del marido!!!

    ResponderEliminar
  2. Normal al precio que está el tabaco ...

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.