16 de junio de 2011

Conduce con un cuerpo en el techo del coche durante 4 km

Al fondo el coche con el muerto encima
Un extraño suceso tuvo lugar en Wichita, Kansas (EE.UU.). Los vecinos vieron cómo de buena mañana el doctor Mohammad Sarrafizadeh, de 67 años, daba una vuelta en su coche por el barrio. No sería nada del otro mundo si no fuera porque sobre el techo del coche iba un muerto. Claro está, los vecinos llamaron bastante preocupados a la policía, cuyos agentes se encontraron con el vehículo perfectamente aparcado delante de la casa del conductor… todavía con el pobre finado encima.

Sarrafizadeh habría atropellado a un hombre de 32 años que estaba tranquilamente pasando su cortacésped por el jardín a eso de las 7:00 A.M. El accidente se produjo con tal violencia que el hombre, tras chocarse contra el frontal del coche, salió volando hacia el techo, donde permaneció el resto de los 4 kilómetros que separaban el lugar del incidente de la casa del doctor.

¿Qué había pasado? ¿acaso Mohammad no se había dado cuenta de que había atropellado a alguien y siguió a lo suyo? ¿era una especie de venganza porque odiaba a los que cortan el césped? ¿o acaso el pretendido finado era un muerto viviente y el pobre doctor hizo lo que hizo por defender a la humanidad? Nadie lo sabe y eso es lo inquietante del asunto.

De momento el doctor va a ser procesado por no haber ayudado a la víctima de un accidente; aunque se espera que el caso tenga más miga.

http://www.nopuedocreer.com

4 comentarios :

  1. La historia desde luego hace juego con el titulo de la web, no me lo puedo creer.....

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Una más de las cosas buenas que tiene este blog es me reconcilia conmigo misma... Despitá soy, pero siempre hay alguien aquí que me gana....

    ResponderEliminar
  3. Igual el del coche se pensó que era un nuevo accesorio de serie del que antes ni se haía enterado...

    ResponderEliminar
  4. Yo voto que era un zombie... están por todas partes! pero si no les explotas el cerebro no mueren...

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.