8 de junio de 2011

Salva su vida gracias a la dentadura postiza

Zacarías Pacheco de Moraes, un brasileño de 81 años, estaba trabajando en su bar en la ciudad de Alta Floresta cuando un desconocido le disparó en el rostro. Pero por una feliz casualidad la bala fue desviada por la dentadura hacia la garganta en lugar de hacia el cerebro.

Los médicos dicen que el proyectil sigue alojado en el cuello de Moraes y que no será retirado de inmediato porque la cirugía pondría en riesgo la vida del anciano, que se encuentra en situación estable pero puede perder parte de la vista, porque el disparo también alcanzó uno de sus ojos.

Visto en Planeta Curioso


3 comentarios :

  1. con 81 años y sobrevive a un balazo. Este nos entierra a todos!! ahora como se muera por un resfrio...

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que ha tenido suerte. Dicen que el dia de la muerte de todos esta escrito y parece que para ese anciano no era el dia.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y la dentadura era de oro? Joer, porque para desviar la bala.....

    De cualquier modo sí que tuvo suerte, y muucha.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.