15 de noviembre de 2012

Con el nombre de uno no se juega





3 comentarios :

  1. Leílo, leílo y no entendilo así que lo volví a leer y me dije ¿será por las rastas...?
    Como está el patio, chica.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Mucho melendi suelto hay .... jejejeje

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.