7 de noviembre de 2012

Intenta hacerse invisible rociándose con zumo de limón

McArthur Wheeler, era un hombre buscado por la justicia en varios estados de EEUU por perpetrar robos a mano armada. Para ocultarse de la policía decidió echarse zumo de limón en la cara con el objeto de pasar desapercibido ante las cámaras. Así, Wheeler se armó de valor y realizó su último gran golpe a plena luz del día en un banco de Pittsburgh con la cara descubierta salvo por el líquido con el que se roció la cara.

En el momento de su detención el ladrón preguntó extrañado cómo habían dado con él si se echó el zumo. Al parecer el detenido había probado su método en casa con la cámara de su móvil y en la foto no aparecía su rostro. El misterio, que no era tal, se fundamentaba en el hecho de que cuando Wheeler disparó la foto el escozor de los ojos a causa del zumo le hizo desviar el objetivo por lo que obviamente su imagen no quedó inmortalizada.

Asimismo, las cámaras de seguridad de la entidad bancaria mostraron al detenido con los ojos hinchados y llorosos a causa del escozor causado por el zumo de limón.


Visto en Alicante Noticias


5 comentarios :

  1. dremíadelamorhermoso qué gente más rara hay

    ResponderEliminar
  2. Jo pues menos mal que no lo intento con acido sulfurico...lo mismo lo hubieses conseguido quien sabe....Un saludo...

    ResponderEliminar
  3. Pues yo me hago mascarillas naturales de limón y azúcar que van de coña, pero en los ojos no... claro... Ya miraré si me invisibilizo, jeje

    ResponderEliminar
  4. Madre mia, ¡esto no puede ser verdad! xD

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.