1 de abril de 2013

Adicta a la sangre



Su nombre es Michelle, tiene 29 años y vive en California. Y tiene una adicción: beber sangre.

Es sangre de cerdo o de vaca, puede beber hasta un litro por día y usarla como ingrediente en algunas de sus comidas. “La sangre es tan importante como el agua para mí, la bebo y me da energía”, dice.

Se calcula que ha bebido un total de 1.000 litros de sangre desde que tomó este hábito hace diez años.




6 comentarios :

  1. Bueno, yo como morcilla burgalesa, de la que tiene arroz, morcilla asturiana en el cocido morcilla leonesa que se parece mucho a la sevillana y morcilla coruñesa que lleva piñones y se fríe. ¡Será por sangre! Aunque, claro, no está cruda.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Por alguna extraña razón, siento asco por su hábito. Pero en mi familia, también beben sangre en épocas en las que van al pueblo, y matan alguna res o cerdo. Aunque, no lo hacen a menudo.

    No sé, pero a mí la sangre me da un asco increíble.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía... qué de cosas extrañas hace la gente...
    Hace algún tiempo vi una que tenía adicción a comer piedras xDDD

    Pero ahora mismo acababa de ver un vídeo donde sale una adicta a su propia orina. Es más, no sólo bebérsela, sino que se la unta en la cara, en el pelo, en los oídos y ¡en los ojos abiertos!

    Es enfermizo xDDD

    ResponderEliminar
  4. Hay gente pa to y das una patada y salen cien tontos. Encebollada y en las morcillas si que esta buena.

    ResponderEliminar
  5. Sois unos vampiros todos. Cómo podéis comer morcillas agggg!

    ResponderEliminar
  6. Pues están bien ricas. Además, no se parecen en nada a la sangre frita que es otra cosa.
    http://www.afuegolento.com/noticias/142/actualidad/5232/
    http://www.euroresidentes.com/Recetas/cocina-riojana/sagre-frita-riojana.htm

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.