17 de septiembre de 2013

Vulcano, nueva víctima de la salvajada anual


Una vez más se ha llevado a cabo en Tordesillas, el pueblo de España donde hay más paletos por metro cuadrado, el torneo del Toro de la Vega. Para quien no lo sepa, el evento consiste en llevar un toro al campo, rodearlo para que no pueda escapar y matarlo a lanzazos. Gana el torneo el que le da el lanzazo mortal.

Digo yo que podríamos repetir la fiesta, pero en vez de toro podríamos poner al machote que ha ganado a ver qué tal se desenvuelve con 40 lanzas atacándole a la vez.

Y hay un dato sobre esta "fiesta" que yo desconocía y que no deja de ser espeluznante. Resulta que hay un torneo paralelo para niños, que por lo visto son igual de cafres que los adultos, lo deben llevar en los genes, pero en vez de con un toro no se vayan a hacer pupita, lo llevan a cabo con un gato. Sí, con un gato.

Esta imagen la habían colgado en Facebook y por lo visto la han retirado ante la avalancha de críticas.


Fiesta Marca España, y luego nos extrañamos de que no nos den las olimpiadas...

7 comentarios :

  1. Me encanta este país. Es el único donde se vitorea y se aplaude cuando un torero o una manada rural se carga un toro a cuchillazos. Turistas salen de estas fiestas y plazas con arcadas. Y algunos te dicen es que es tradición; la ablación de clítoris también es tradición pero hay hechos que en pleno siglo XXI no se pueden tolerar sino a vivir a las cuevas. Aún así cuando me siento más orgulloso es cuando el individuo de turno afirma que el toro está hecho para morir en la plaza. En ese instante, patada en boca es el remedio.

    ResponderEliminar
  2. Sin palabras.

    País de analfabetos funcionales, donde para celebrar una festividad hay que sacar sí o sí a un toro y ponerse a hacer el bestia.

    Que digo yo que las fiestas también se pueden celebrar con espectáculos culturales o basados en otra clase de folclore, no? Vamos, como se hace en los países civilizados básicamente...

    ResponderEliminar
  3. Había unos que tiraban una cabra de un campanario, eso se ve que al final lo prohibieron.

    ResponderEliminar
  4. Estoy triste, muy triste por Vulcano y por todos los que ya no están...como se pueden divertir y sentir orgullosos de matar a un animal tan hermoso. Espero que algun dia nos podamos sentir todos orgullosos de abolir este tipo de costumbres, tradiciones o como quieran llamarlo.

    ResponderEliminar
  5. Es un "juego" para salvajes. No entiendo por qué sigue existiendo... Tan avanzados que somos para unas cosas mientras que para otras.. En fin.

    ResponderEliminar
  6. Yo tampoco entiendo muy bien como al paraguas de supuestas fiestas "culturales" o "tradiciones culturales" se siguen permitiendo semejantes barbaridades.

    Luego quieren promocionar la marca España.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  7. lo triste es que estás "tradiciones" tienen para largo.

    saludos.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.