27 de diciembre de 2013

Artículo recomendado: "Mi coño"

Quiero recomendar un artículo de un blog al que he llegado por casualidad. Que nadie se asuste por el título del post, no se trata de temas pornográficos, ni vais a ver fotos subidas de tono.

El artículo lo firma Diana López Varela y no tiene desperdicio. Dice verdades como puños y refleja el sentir de una gran parte de esta sociedad, a la que día a día intentan atemorizar convirtiendo en delitos lo que son derechos.

...Del mismo modo en que aprendimos a no meter los dedos en los enchufes (sinceramente, no conozco ningún caso de muerte por choque eléctrico) o a no echar las piernas a la vía del tren, sabemos lo que hacer con nuestros órganos sexuales...

Se puede decir más alto pero no más claro. Podéis leer el artículo completo aquí

6 comentarios :

  1. El artículo es un auténtico mamarracho!

    ResponderEliminar
  2. el error que ha cometido la bloguera del post "mi coño" es escribir sobre temas parecidos y juntarlos, porque en estos tiempos de libertad sexual nadie le discute a una mujer la calidad y cantidad de vida sexual que desee llevar; es más, si desea ser célibe hasta los ochenta años para luego desatarse con chicos de veinte, está en todo su derecho.
    el tema central pues, de su post es el aborto.
    en su post ataca al ministro de salud por -supongo- no decretar legalmente el aborto en el país, pero en ello va equivocada.
    un ministro de salud no puede decidir por sí solo sobre este tema. lo que hace un ministro, es seguir lineamientos políticos ya establecidos por el jefe de gobierno.
    si el jefe de gobierno es partidario del aborto pues, elegirá como ministro a la persona idónea para que lleve a cabo tal idea y la ejecute. el asunto no es al revés, un ministro no impone sus ideas particulares aunque vayan en contra de los lineamientos políticos del gobierno.
    se tiene que comprender también que el vaticano existe y ejerce una presión real sobre los gobiernos para que no legislen en favor del aborto. claro, los ciudadanos pueden pensar que el vaticano no pinta nada porque las decisiones políticas del país sólo le competen al gobernante de turno porque es autónomo, pero los gobiernos se cuidan muy bien de fastidiar al vaticano, porque la influencia diplomática de este en algunos temas sensibles puede ser fundamentales en los objetivos del país. irse en contra del vaticano puede ser contraproducente en muchos casos para un país. todo esto es sopesado por cualquier gobierno de cualquier país cuando se toca el tema del aborto.
    en mi país cuando se elige ministro de salud las fuerzas conservadoras (tanto de derecha como clericales) lo analizan de pies a cabeza para saber si es "uno de los suyos".
    si es "uno de los suyos", no hay problema, pero cuando se dan cuenta que puede ser de izquierda y progresista y busca promover cosas como el reparto gratuito de condones o la píldora del día siguiente, entonces se pone en marcha toda una campaña de sabotaje para sacarlo del puesto.
    hay más, tal parece que en mi país un médico puede practicar un aborto pero en realidad no lo puede hacer porque no hay un protocolo establecido para realizarlo, un marco legal que lo proteja si es que las cosas salen mal y la paciente se muere. si esto ocurre, el médico puede ser acusado de homicidio y perder la licencia para ejercer.
    a mí me gustaría que en mi país existiera el aborto al menos para casos donde la gestación ponga en riesgo la vida de la madre, o si la criatura va a ser en el futuro un niño down o tiene un feto anencefálico, pero el asunto debe llevarse por el camino correcto.

    si un país quiere que exista un marco legal para la existencia del aborto, se debe elegir a un candidato al gobierno que lo promueva en sus promesas electorales. que esté dispuesto al 100% a comprarse el pleito y ejecutarlo.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Draco, te explico:

    En España teníamos una ley que, al igual que en los países civilizados de Europa, permitía abortar sin demasiados problemas a quien así lo decidía. Esta ley la aprobó el anterior gobierno. Ahora tenemos un gobierno fascista que poco a poco está imponiendo un régimen con tintes dictatoriales.

    Un país aconfesional como España está volviendo al nacionalcatolicismo de los tiempos de Franco, porque gobiernan los herederos del dictador.
    El ministro de justicia es el que ha anulado la ley del aborto que teniamos y ha pasado a prohibirlo, anulando por decreto el derecho a decidir que tenemos todas. En las altas esferas del gobierno está metido el Opus Dei, las ministras van a misa con mantilla, como hace 70 años.

    Yo afortunadamente me puedo pagar un viaje a Londres en caso de necesidad, como hacían algunas hace 40 años, pero ¿y quien no pueda? ¿aborto clandestino con el riesgo que eso supone para la vida de la embarazada? Y si no ¿van a mantener ellos al niño? ¿Es que tiene derecho el señor ministro o el señor cura a decidir si yo aborto o no, basándose en ideologías o en fanatismos religiosos?

    Lo que está pasando en España es una vergüenza.

    ResponderEliminar
  4. Yo que voy a decir que no este dicho ya... Si es que esa ley no hay por donde pillarla pero como en España aun tenemos demasiada influencia de la Iglesia y el Opus, pues normal.

    Se ponen a gobernar los de derechas del PP y volvemos a 1985 en temas de aborto, a que los niños den obligados Religión en la escuela y que ademas cuente de media al nivel de Ciencias o Lenguas y quitando horas a asignaturas tan importantes como inglés...

    En fin, tenemos lo que nos merecemos, aunque por lo menos yo puedo decir que no les voté ni les pienso votar nunca, porque se del palo que cojean, el problema es que nos hacen tontos y nos educan mal para que sigamos pasando por el aro y nos creamos todo lo que nos dicen.

    España como siempre a la cola de Europa, como siempre. Y todo por culpa de la derecha que no nos deja evolucionar.

    ResponderEliminar
  5. ahora entiendo mucho mejor el asunto.
    es una cosa muy mala que un gobierno vaya a contrapelo de los tiempos y derogue una ley ya establecida para volver a tiempos pasados.
    de todas maneras una de mis ideas centrales sigue en pie, aquí no se trata de ministro alguno (que al final son simples títeres de quienes los llaman), aquí la responsabilidad de lo que está pasando es del jefe de gobierno: rajoy.
    en mi país el cardenal también se apoya en el opus dei y en parte de la sociedad conservadora para detener cualquier ley del aborto.

    saludos.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.