23 de diciembre de 2013

Olvidado Rey Gudú (Ana María Matute)

He decidido abandonar mi blog de libros porque era una pérdida de tiempo, y me he cansado de publicar posts que sólo leo yo y que no comenta nadie. Así que a partir de ahora los libros que lea los comentaré de nuevo aquí.

Lo último que he leído es Olvidado Rey Gudú, de la genial Ana María Matute.

La historia está ambientada en un reino de tintes medievales con reyes, nobles, princesas, hechiceros y alguna criatura fantástica, con sus guerras, batallas, conquistas y demás. Tiene todos los ingredientes para entrar a lo grande en el género de la fantasía épica, aunque yo lo veo más como un cuento. Un larguísimo cuento (más de 700 páginas en la versión descargable para eBook) que me ha costado más de un mes leer, no porque no me haya gustado, sino porque no tengo tanto tiempo ahora.

Olvidado Rey Gudú cuenta la historia del reino de Olar, a través de los distintos miembros de la dinastía reinante. Los personajes que aparecen en la novela son todos fascinantes. La reina Ardid, Gudú, Almíbar, Tontina, el Trasgo del Sur..., todos tienen su historia y su forma de ver el mundo. A veces da la impresión de que la historia de Olar es la historia de las ambiciones y miserias del ser humano, eso sí, narradas con una brillantez extraordinaria. Este libro es una obra maestra que no deberían faltar en ninguna biblioteca.

No había leído nada de Matute (imperdonable, lo sé) y la forma de escribir de esta autora la he encontrado sencillamente magistral, es una gozada leerla desde la primera página hasta la última. Desde hoy mismo me declaro fan de esta escritora.

2 comentarios :

  1. el primer contacto literario que tuve con doña ana maría matute fue un artículo periodístico donde trataba acerca de la cuentística medieval y el estilo de la obra de julio cortázar. aún tengo guardada la doble página central de aquel diario. escribe muy bien.

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Mira que me gustó este libro a mi, chica. Primera memoria también me gustío mucho
    Salu2

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.