13 de febrero de 2014

El enano que se olvidó el carnet

Esta es la historia de un niño noruego de diez años. El figura se levantó a las 6 de la mañana, cogió a su hermana pequeña de 18 meses, la metió en el coche y se la llevó de paseo.

La idea era ir a casa de la abuela, que vive a 60 km, pero cuando llevaban un rato de viaje el fitipaldi se salió de la carretera. Afortunadamente no les pasó nada, y los encontró un quitanieves que pasaba por allí (las carreteras noruegas tienen que ser divertidas en invierno).

Ante el incómodo interrogatorio al que le debió someter el del quitanieves, el niño le dijo que en realidad era un enano y que se había olvidado el carnet de conducir en casa. Me gustaría ver la cara que se le quedó al del quitanieves.

Los padres, por su parte, cuando se despertaron vieron que faltaban los niños y el coche, y asustados llamaron a la policía. El susto se convirtió en cabreo monumental cuando se enteraron de la trastada del nene, éste se queda sin Play Station hasta que cumpla los 45, por lo menos.

Los policías, que aún se deben estar revolcando de la risa, han dicho que pelillos a la mar y que no van a presentar cargos.

Yo cuando sea mayor quiero ser como este niño, ¡menudo crack!

4 comentarios :

  1. ¡eso sí que se llama autodeterminación!
    y pensar que hay pusilánimes que se asustan por casi nada.

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Te digo yo que este es un futuro Kimi Raikkonen o Tommi Mäkinen.
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. ¿Pero esto pasó de verdad?.
    Qué campeón el chavalín. xD

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.