24 de febrero de 2014

Invictus (Simone Sarasso)

Novela histórica que narra la vida de Constantino el Grande, un gran emperador que quizá fue uno de los culpables de que la Iglesia ostentase (y ostente) mucho más poder del que le corresponde.

"Un niño criado a sangre y metal. Un soldado. Un emperador.

Constantino abandona de muy joven el hogar familiar para aprender a ser emperador y formarse, bajo las órdenes de Diocleciano, en el arte de la guerra y del poder. Sus campañas, su matrimonio, las traiciones y los enfrentamientos lo harán más fuerte hasta erigirle como único señor del Imperio Romano. El primer emperador cristiano nació como bastardo, creció como gobernador y se hizo señor del mundo. Un camino plagado de dificultades en el que tuvo que luchar por aquello en lo que creía".

El libro es muy bueno, no lo podemos negar. Además es de los que enganchan. Sólo encuentro un fallo desde mi punto de vista, que más que un fallo es una cuestión de gustos. Y es que está narrado en primera persona, pero no por el protagonista ni por ningún personaje, si no por el narrador, y ese estilo no me acaba de convencer. También abusa mucho de las frases cortas. Por lo demás es una gran novela biográfica, que muestra el principio del desmoronamiento del Imperio Romano (llegan los curas, se acabó el Imperio). Muy recomendable si te gusta la historia.

2 comentarios :

  1. Ya que te gustó, si no lo has leído, lee Los asesinos del Emperador, que no está mal.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Me lo apunto, que a veces apetece leer una buena novela histórica.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.