11 de mayo de 2014

Ayer fue Eurovisión

Pues sí, ayer fue el horripilante festival de Eurovisión, y lo ganó este ejemplar:


Es austriaco/a y se llama Conchita Wurst, que traducido del alemán significa exactamente Conchita Salchicha (wurst = salchicha). Me da igual que tenga salchicha o no, que sea hombre, mujer o animal de compañía. Pero por todos los dioses ¡que se afeite esa barba que parece pintada, que da mucha grima! Y la chica canta muy bien, todo hay que decirlo.

Cambiando de tema, representando a España salió una tal Ruth Lorenzo, que me imagino yo que la deben conocer en su casa y tirando muy lejos en su barrio. Quedó bastante bien si la comparamos con lo que estamos acostumbrados a ver. La canción Dancing in the rain no está mal y la chica cantó muy bien. Y lo que es más importante: ¡por fin parece que hemos conseguido dejar atrás el flamenquito y el gitaneo y nos hemos atrevido a participar con una canción en inglés! Se me saltaban las lagrimitas de la emoción.


Estaba yo toda contenta porque por fin parecía que estamos intentando ponernos a nivel europeo, pero no, fue sólo un espejismo. De nuevo volvimos a hacer el ridículo delante de toda Europa gracias a la tipeja que dio los votos de España, que no es capaz de aprenderse dos frases en inglés. Oit points go to Rumeinia, soltó la tía y se quedó tan ancha, eso sin contar que se quedó traspuesta y no sabía ni lo que había dicho, ni lo que le faltaba por decir. Según he leído por ahí, los comentaristas de otros países se descojonaron vivos, con el oit points y con la pronunciación en general de la tipa. ¿De verdad no hay en RTVE nadie que sea capaz de decir dos frasecitas fáciles en inglés?

7 comentarios :

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Lo malo del triunfador de eurovisión es que si lo critico sea homófobo y que si no lo critico sea complaciente. Lo malo fue que perdí un rato de mi vida viendo esa megacutrez en la que cada vez más, todos los que salen no cantan pero gritan que da gusto.
    En fin, que kkita.
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Juan Carlos, yo no soy para nada homófoba, pero eso no quita que opine que esa barbaza negra daba mucha grima. Si se hubiese afeitado no tendría nada que decir, ya que la condición sexual de cada uno no me importa lo más mínimo.

    Y la de los oit points qué? jajajaja

    ResponderEliminar
  4. al menos no tiene pelo en pecho, jajaja.
    hay que acostumbrarse, son los nuevos tiempos que corren.
    puede que en el futuro salgan tipos tan o más esperpénticos que el actual y hasta lo termines extrañando, je.

    saludos.

    ResponderEliminar
  5. Eurovision, sin duda, tendría más nivel si las puntuaciones no fueran tan amañadas y tan asquerosas. Que gane una tía/o con barba dice mucho de Europa. España lo hizo muy bien, por mucha voz que uno/a tenga si la canción es una mierda, no hace falta ni que vayas y esta vez creo que lo han hecho bien. Aunque lo que me parece más injusto es que no ganara Polonia con una de las mejores y más trabajadas coreografías de todos los años. Muchos heterosexuales recordaremos esa actuación mucho tiempo ;) Saludos y abrazos!

    ResponderEliminar
  6. ¿Polonia? Si daban asco, menuda pinta de putas...

    ResponderEliminar
  7. Ualah!!Yo lo llamaría mujeres alegres que propiciaron a que el sector masculino se le hiciera más llevadero el show.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.