3 de julio de 2014

Atrapado en una vagina gigante

Un americano que estaba de intercambio en Alemania, quedó atrapado en una vagina de mármol y sólo pudo salir de ella con la ayuda de los bomberos.

Los bomberos tuvieron que subir al estudiante en una camilla y elevarlo para que pudiera sacar las piernas de la escultura.

«Persona aprisionada en una vulva de piedra», fue el mensaje que llegó el viernes por la tarde a la dotación de bomberos de Tubinga, que movilizó 22 efectivos para el rescate. «Nunca nos había pasado algo así», comentó el portavoz.

La escultura de mármol rosa con forma de vulva lleva el nombre de «Chacán» y simboliza la apertura hacia el mundo. El tontolaba no sufrió lesiones y tampoco causó daños a la obra que tiene un valor de 120.000 euros.


http://www.lavozdegalicia.es

3 comentarios :

  1. Sólo decir que me siento aliviada de que el individuo no fuese español.

    ResponderEliminar
  2. ¿En qué estaría pensando?
    Lakacerola.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.