22 de octubre de 2014

Nunca metas estas cosas en el microondas

Hay gente que mete hasta el iPhone. Pero hay cosas que no es buena idea asarlas.

Pimientos picantes secos: Si alguna vez tienes la tentación de introducir pimientos picantes secos en el microondas, quizás tengas que salir corriendo de tu apartamento o al menos de la cocina más pronto de lo que creías. El calentamiento de los pimientos hará que se libere rápidamente una sustancia llamada la capsaicina, que se volatilizará y que el ventilador del microondas se encargará de dispersar por toda la habitación. Este compuesto causa irritación en los ojos y los pulmones, haciendo difícil la respiración. En resumen, ¡es la manera más fácil de crear tu propio gas pimienta y usarlo contra ti mismo!

Huevos con cáscara: El microondas está perfectamente diseñado para cocinar huevos siempre que no se encuentren todavía dentro de la cáscara. Intentar cocinar un huevo dentro de su cáscara en este equipo hará que el huevo se caliente más rápido de lo que es capaz de liberar su presión interna, por lo que se convertirá en un amenazante y potente huevo-bomba. Si se te ocurre hacerlo alguna vez, la fuerte explosión que provocarás te obligará a hacer una profunda limpieza de tu microondas.

Bombillas: ¿Por qué alguien pondría una bombilla de luz en el microondas? La razón es porque la energía que este emite es capaz de iluminarla sin conectarla a una fuente de corriente y eso, no lo dudes, puede resultar divertido para muchos. Sin embargo, esto es muy peligroso ya que el calor generado puede hacer reventar la bombilla y estropear nuestro microondas para siempre con las chispas y los fragmentos de vidrio que saldrán disparados. Si además es una bombilla fluorescente, el riesgo es aún mayor, pues puede liberar vapores muy tóxicos que podrían envenenarte.

Palillos de dientes: Nunca se te ocurra meter palillos de dientes o mondadientes en el microondas. Como sabes, la madera es altamente inflamable y el calor que se genera en ellos por el efecto de las ondas puede hacer que se prendan fuego con bastante rapidez. Este fuego tiene todo el potencial de extenderse por todo el equipo y no solo destruirlo para siempre, sino también poner en peligro tu vivienda o tu vida.

Uvas: Aunque alguien podría pensar que poniendo uvas en el microondas puede secarlas hasta obtener deliciosas pasas para echarle a algún dulce, esto está muy lejos de suceder en realidad. Resulta que la forma más o menos esférica de las uvas, combinado con su cáscara cerosa y resistente, hacen de ellas unas potenciales minibombas que, con el efecto de las ondas sobre ellas, terminarán explotando y afectando el funcionamiento interno del aparato.


Ojocurioso

3 comentarios :

  1. Yo debo ser tonto ¿pues no uso el microondas para calentar la leche del desayuno nada más?
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. parece de risa pero es un asunto muy serio. la gente ha hecho inapropiadamente estas y otras cosas.

    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Meto una filloa y una onza de chocolate...
    Saco una crêpe nutella!

    Saúdos

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.