15 de octubre de 2014

Tradiciones extrañas

Hay gente muy rarita por el mundo, como muestran las diferentes tradiciones que se observan en cada país.

Por ejemplo, en la tribu yanomami de Brasil y Venezuela la gente se come las cenizas de los muertos, que no sé si serán nutritivas pero salvan el alma del difunto. En Japón, hay una festividad llamada Kanamara Matsuri durante la cual la gente saca en procesión un pene gigante. Las prostitutas son las feligresas que asisten en mayor número. Por otro lado, los Masai de África celebran una fiesta en la que se dedican a escupir a todo el que se arrima. También se escupen en la mano cuando van a saludar a los ancianos de la tribu y escupen a los niños, así que si te vas de safari por allí te llevas un escupitajo seguro en toda la cara.

Los indios son mejores padres del mundo. Lanzan a sus recién nacidos desde una altura de 15 metros, todo para que tengan prosperidad y sean inteligentes. Y las mujeres Kayan de Tailandia se van colocando aros en el cuello para que se les alargue y convertirse en mujeres-jirafa. Para ellas es un signo de belleza y elegancia.

Y Europa también tiene lo suyo. En España se torturan animales o se lían a tomazazos y los checos golpean a sus mujeres (suavemente, dicen) con una vara el día de Pascua para atraer la fertilidad. Finalmente tenemos a los americanos que cada 2 de febrero pasan un rato observando a la marmota Phil, que es algo así como el hombre del tiempo de la América profunda, a ver si se alarga el invierno o se acerca la primavera.

Si conocéis más tradiciones extrañas, podéis dejarlas en los comentarios.


Ojocurioso

2 comentarios :

  1. he recordado a los rusos que sumergen a los recién nacidos en las heladas aguas de ríos y lagos en la creencia que esto los hará crecer fuertes y sanos.
    las sociedades así como tienen su lado festivo también tienen su lado oscuro y medio raro.

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cada 29 de julio se celebra la Romería de los ataúdes en Santa Marta de Ribarteme. Media docena de sus ciudadanos que han pasado por una enfermedad grave pasean en ataúd por el pueblo en agradecimiento a no me acuerdo qué Virgen por haberles permitido vivir.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.