11 de junio de 2015

De reformas

Estos días he andado un poco desconectada de los blogs. Es que he estado de reformas en mis aposentos y ya se sabe, entre desmontar, vaciar, pintar, esperar a los muebles nuevos y todo eso, pues no da tiempo a nada.

Lo primero, claro, fue ir a encargar los muebles. A continuación vino el tremendo trabajo de vaciar la habitación y desmontar los muebles que había. Todo esparcido por el resto del piso. En Callejeros sale gente con la casa más ordenada.

Después viene el tema de la pintura, que una ya no está para estos trotes. Y después de pintar toca limpiar, porque cada brochazo mío va acompañado de su correspondiente reguero de pintura en el suelo, y en la cara, y en el pelo...

Pero por fin terminó la pesadilla y ya tengo los muebles. Sólo me queda ir colocando las cosas. Poco a poco.

5 comentarios :

  1. a mí también me toca renovar mi dormitorio. tengo que cambiar de piso colocándole azulejos nuevos y determinar si lo pinto o le coloco papel tapiz. lo otro es deshacerme de algunos muebles que pertenecieron a mis padres y que no van con mi estilo; y es que, mientras menos cosas haya en un dormitorio mucho mejor (al menos para mí).

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Yo no pinto, chica. Arreglo luces, instalo teléfonos, reparo ordenadores y me apaño con la fontanería pero la pintura no está hecha para mí; sobre todo, si entra un techo en la ecuación, entonces tengo más pintura sobre mí que sobre el techo así que prefiero pagar a un señor y que lo haga él.
    Bueno, Kassi, ya no tienes excusa para no hacer fotos o escribir entradas ;-D
    Salu2

    ResponderEliminar
  3. Draco Yo prefiero la pared pintada antes que el papel.
    Juan Carlos Exactamente no sé en qué punto de mi casa está la cámara. A ver si me la encuentro cuando vaya colocando cosas.

    ResponderEliminar
  4. Siempre espero las vacaciones no me da tiempo a hacer todo lo que quisiera :(

    ResponderEliminar
  5. Yo ando alejado de este mundo de los blogs porque estoy arreglando otro tipo de cosas.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.