3 de junio de 2015

Se pega los dientes con "superglue" para no ir al dentista

La Sra. Barlow es una británica de 48 años, que trabaja como paseante de perros profesional, y le tiene pánico al dentista.

Entre el miedo y lo que cobran los dentistas la buena mujer pensó: "pues me compro un tubito de superglue en los chinos y cada vez que se me caiga un diente me lo pego yo misma. Y eso que me ahorro". Pues por lista, ha perdido el 90% del hueso de la mandíbula superior. Y es que había utilizado tal cantidad de pegamento que creó en su boca algo casi equivalente a una prótesis profesional.

La tuvieron que operar para quitarle todos esos dientes que se había pegado sin orden ni concierto. Los médicos dicen que probablemente se le habían ido cayendo los dientes por culpa del tabaco (mentira, el tabaco no hace que se te caigan los dientes, otras sustancias sí).

Momentazo de la operación

Tres horas de intervención costó quitarle todo ese amasijo de dientes y ponerle algunos implantes de titanio en el poco hueso que aún le quedaba sano, con el fin de ponerle algunas nuevas piezas.

1 comentario :

  1. En breve, tomaré ejemplo ya que para hacerte un implante casi tienes que pedir un aval. Qué sables.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.