28 de noviembre de 2015

No estaba muerta, estaba de parranda

Desapareció hace diez años sin dejar rastro y su familia la daba por muerta.

Xiao Yun, ahora de 24 años, desapareció en China cuando tenía 14 años con motivo de una fuerte discusión con sus padres. La joven cambió de identidad y se pasó los diez años siguiente de su vida jugando a CrossFire. Fue encontrada en un cibercafé tras una inspección rutinaria de la policía al local.

Durante todos estos años Xiao Yun ha ido de cibercafé en cibercafé jugando a un videojuego, durmiendo en ellos cuando los responsables no se daban cuenta y trabajando como camarera en algunos de ellos durante el día para costearse las partidas.

Esto sí que es vicio.


http://www.esquire.es/actualizacion/6477/no-estaba-muerta-estaba-en-un-cibercafe

1 comentario :

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.