6 de mayo de 2016

El trasno

Los trasnos son un tipo de duende nocturno perteneciente a la mitología gallega. Son seres traviesos que durante las noches, cuando todos los miembros de la familia se han acostado, se dedican a revolver todos los utensilios de cocina y a esconder cosas. Se les describe de tantas formas como nombres reciben. Suele describirse como un hombre pequeño, vestido con sotana y cuernos, con barba larga y gorro rojo. Una de sus peculiaridades, e importante para "acabar" con ellos y sus travesuras, es que tienen un agujero en su mano izquierda. También se les describe con piernas de cabra, con rabo y un solo cuerno o con forma de oveja, de carnero o incluso de cerdo. Esta última descripción acerca a los trasnos a los sátiros de la mitología clásica. De hecho, de todos los duendes que hay en Galicia, se recogen historias que los describen con patas de cabra.

En las antiguas creencias de Galicia, al trasno se lo describía como un espíritu nocturno o un demonio menor que solía vivir en las herrerías y en las fraguas, pero sobre todo en las casas; hasta el punto de que cuando una familia se mudaba, éste se escondía entre sus pertenencias y se iba con ellos.

Para saber que tenemos un trasno en casa basta con observar a los animales que tengamos, si se ponen nerviosos o se asustan sin razón. El truco más eficaz contra los trasnos consiste en dejar un recipiente con granos de algún cereal cerca de donde dormimos o esparcir los granos por el suelo. Los trasnos tienen la obsesión de ordenar las cosas que ven desordenadas, aunque luego sean ellos los primeros en ponerte la casa patas arriba. Y como no son muy listos, no saben contar hasta más de diez, entonces cuando llegan a ese número se pierden y tienen que volver a empezar. Como tienen un agujero en la mano izquierda, los granos de cereal se caen por dicho agujero. Así están entretenidos durante toda la noche y no hacen "trasnadas". Otra forma de librarse de ellos es regalándoles ropa, porque sienten que es una ofensa y así abandonan tu casa.

La figura del trasno es universal, ya que es el mismo personaje que el duende de Castilla, el trasgu de Asturias, el follet de Catalunya, el lutin de Francia... También hay constancia de este personaje en Alemania, Noruega, Finlandia, Holanda, Portugal o Suecia.

(Galicia Meiga)

1 comentario :

  1. el trasno parece un duende expulsado de la cabaña de papá noel por malcriado. interesante relato. no lo conocía.

    saludos.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.