3 de junio de 2016

Adoptaron un oso hace 23 años y aún no se ha ido de casa

Dicen que los jóvenes de hoy en día tardan mucho en independizarse, pues los osos ni te cuento. Svetlana y Yuriy Panteleenko son una pareja de Moscú que adoptaron un cachorro de oso, de apenas 3 meses, que se había quedado huérfano. Lo encontraron unos cazadores en muy mal estado y Svetlana y Yuriy decidieron darle un hogar.

Han pasado 23 años, el osito ha crecido un poco y no hay manera de que se independice. Él solito se zampa cada día 25 kilos de pescado, además de verduras y huevos. Dicen los Panteleenko que es un osito adorable, que ama a la gente y que no es nada agresivo (hasta el día que los 25 kilos de pescado le sepan a poco).


¿No es adorable el bicho?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.