17 de enero de 2017

¿Estamos criando cafres?

En Murcia, la Guardia Civil ha detenido a un grupo de adolescentes que se dedicaban a dar palizas a otros chicos, las cuales grababan en vídeo para después subirlas a las redes sociales. Estaban organizados, han sido pillados gracias a la difusión del vídeo de una paliza. Firman sus hazañas como los "haters".

Esto ocurre pocos días después de que una niña de 13 años se quitase la vida, al no poder soportar más el acoso al que era sometida en el colegio.

Cuando se llega a estos extremos de acoso, por mucho que digan los profesores lo saben, y el colegio lo sabe. Y no hacen absolutamente nada. Con decir que son "cosas de críos" se quitan el muerto de encima. Siempre ha habido el rarito de la clase, siempre ha habido peleas a la hora del recreo, pero no estas palizas ni este nivel de acoso que sufren algunos.

Está claro que la responsabilidad es de los padres, que son quienes deben educar a estos niñatos. A los padres de esta pandilla que grababan las palizas habría que ponerles multas de varios miles de euros, a ver si de una vez empiezan a educar a esas bestias pardas que tienen en casa. Y si se tiene de dar una hostia al nene se le da, que un bofetón a tiempo no traumatiza a nadie.

Los colegios e institutos también tienen su parte de responsabilidad. Si hay que castigar a un alumno se le castiga, si hay que expulsarlo se le expulsa, y si hay que denunciarlo a la fiscalía de menores se le denuncia. Y a la víctima se le ayuda. Lo que no es admisible es que un crío se suicide por culpa de cuatro energúmenos, cuyos padres seguramente son más energúmenos aún.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.