15 de febrero de 2017

50 sombras y un pepino


Hay gente que al cine se lleva palomitas, otros se llevan un pepino, que eso de ver pelis da hambre. Lo raro es que al acabar la sesión el pepino aparezca entre las butacas enterito.

Eso es lo que ha ocurrido en un cine de Australia, concretamente en el Hayden Orpheum Picture Palace, en el que se proyectaba "50 sombras más oscuras". Aunque por lo visto la peli es un truño monumental, a alguien parece que le ha abierto el "apetito".


1 comentario :

  1. debe ser de alguna tía que antes de entrar al cine pasó por el mercado, jajajaja.
    ¡ya dejó sin ensalada de pepino a la family! tendrán que contentarse con lechugita nada más.

    saludos.

    ResponderEliminar

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.