21 de marzo de 2017

El animal más feliz del mundo


Los quokkas son animales extremadamente sociables, curiosos, atrevidos y juguetones.

Tienen una isla que lleva su nombre. Cuando el explorador holandés William Dampier encontró por primera vez a los quokkas en Rottnest Island, cerca de la costa de Australia Occidental, pensó que eran ratas del tamaño de gatos. Él originalmente nombró a la isla “Rattennest”, que significa nido de ratas y que más tarde fue cambiado a Rottnest.

Estos cortos y regordetes marsupiales son aproximadamente del tamaño de un gato, con un cuerpo de hasta 54 cm de largo y una cola larga.

Esta especie puede mantenerse durante largos períodos de tiempo sin alimentarse ni beber agua, pero la mayor parte de su hidratación proviene de las hojas que comen.

Desde el 2013 son conocido como los “animales más felices del mundo” gracias a su carisma y energía contagiosa.

Las hembras amamantan a sus crías en una bolsa, como los canguros, durante unos seis meses. Los quokkas silvestres pueden vivir hasta una década.

Las crías también se ven afectadas cuando los humanos las alimentan, ya que esto puede cambiar su dieta y comportamiento. Por eso, si te topas con un quokka nunca le des comida.

El quokka no representa ninguna amenaza para los seres humanos, en ocasiones hasta pueden ser muy amigables.

En los últimos años se han convertido en una atracción popular para los visitantes de la isla de Rottnest, cerca de Perth, donde hay alrededor de 8.000 a 12.000 quokkas.

Por fines de preservación de la especie, es ilegal apresar a los animales y pueden caer multas de entre 300 y 2.000 dólares australianos por hacerlo.

Los quokkas son considerados como vulnerables a la extinción, ya que sólo se encuentran en Rottnest, donde el aumento del turismo está teniendo un impacto negativo sobre estos simpáticos animalitos.


http://www.planetacurioso.com/2017/03/20/10-datos-curiosos-del-quokka-el-animal-mas-feliz-del-mundo

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Despáchate a gusto. Estás en tu casa.